Los pediatras apuestan por el uso de la ecografía en las Unidades de Neonatología

  • Hoy se ha inaugurado el III Curso de Ecografía Neonatal, organizado por el Instituto Hispalense de Pediatría con la colaboración de la Fundación Alfonso Carmona y USP Sagrado Corazón.

El manejo del ecógrafo por parte de los neonatólogos es de vital importancia para la detección precoz de patologías cardiacas y cerebrales en el neonato.

“Es positivo que los neonatólogos sepan valorar el corazón en una ecografía porque se pueden hacer diagnósticos de manera más precoz de las cardiopatías congénitas y mejorar así su pronóstico”, afirma la doctora Kety Maya Carrasco, pediatra de cardiología infantil del Instituto Hispalense de Pediatría (IHP) y coordinadora del III Curso de Ecografía Neonatal, que se ha inaugurado hoy en USP Sagrado Corazón de Sevilla; y que se extenderá hasta el viernes por la tarde ante más de una veintena de alumnos procedentes de hospitales de todo el país.

“El objetivo  de este encuentro es difundir y potenciar el uso de la ecografía en las unidades de Neonatología”, explica la especialista. “La ecografía es barata, sencilla, no tiene radiación, es indolora, fácilmente reproducible y da mucha información”, describe.

Además, la aplicación que tiene en los recién nacidos es muy amplia. “Entre otras, sirve para detectar malformaciones cerebrales o cardiacas, y para facilitar la colocación de catéteres”.

Es frecuente que en los neonatos pretérmino (nacidos antes de 37 semanas de gestación) aparezcan hemorragias cerebrales por sangrado de la matriz germinal, un tejido  adyacente a los ventrículos laterales del cerebro, altamente vascularizado, cuyos vasos muy delicados sangran fácilmente ante distintos tipos de estrés perinatal y que desaparece entre la 32 y 34 semanas de gestación. En el caso de los neonatos a término es menos frecuente la aparición de hemorragias y si lo hacen las causas son principalmente por traumatismos, malformaciones vasculares e infecciones.

También es especialmente útil realizar ecografías en neonatos de gestación inferior a  37 semanas en los que es frecuente la persistencia del ductus arterioso y otras patologías relacionados con la persistencia de la circulación fetal. En el corazón fetal las arterias pulmonar y la aorta están conectadas por otro vaso denominado ductus arterioso. Al nacer este conducto se cierra de forma natural y se separan la arteria pulmonar y la aorta.

El contenido del programa

Entre los temas principales que se van a abordar a lo largo de las tres jornadas destacan la ecografía cerebral neonatal, con la introducción del estudio de doppler de flujos cerebrales (con el que se estudia como llega la sangre al cerebro y se obtiene información de la situación hemodinámica del niño), la ecocardiografía neonatal y el manejo de los principales problemas cardiológicos de los neonatos.

Éstos, serán expuestos a los neonatólogos y residentes en Neonatología que vienen desde ciudades como Málaga, Huelva, Cádiz, Sevilla, Canarias o Cartagena a través de ponencias, de talleres prácticos (donde los alumnos aprenderán a utilizar el ecógrafo y a obtener los datos del mismo) y de diferentes exposiciones de casos clínicos, según explica la cardióloga del IHP. Un conjunto de conocimientos, que se completarán el viernes por la tarde con las II Jornadas de Nutrición Neonatal, en las que Dr. Alfonso Rodríguez expondrá las últimas novedades y alternativas en la alimentación de bebés con cardiopatía congénita.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s